La prevención, el mejor aliado de la empresa

En nuestro día a día en el trabajo podemos encontrarnos con varios obstáculos. Estos pueden ser puntuales o también se pueden dilatar en el tiempo y se conocen como riesgos laborales. El objetivo de cualquier empresa debe ser el de detectarlos a tiempo para implantar una solución eficiente. De esta manera se garantiza un entorno de trabajo saludable que seguro tendrá efectos positivos en los resultados de la empresa.

¿Pero qué son realmente los riesgos laborales? Podemos definirlos como los peligros que existen dentro de una profesión o tarea específica. Así como en el lugar de trabajo o en el entorno donde se desarrolla el trabajo. En definitiva, son todos aquellos elementos que pueden originar problemas tanto de salud física como psíquica a los trabajadores. La mejor forma de evitarlos es a través de una buena estrategia de prevención y formación.

Los principales factores

Cuando hablamos de factores de riesgos laborales nos estamos refiriendo a un concepto muy amplio. Sin embargo, en este artículo nos centraremos en algunos de ellos, empezando por las condiciones del ambiente del trabajo. El ruido, la temperatura o la iluminación son elementos que pueden jugar un papel negativo en el trabajador. Siempre en función de la vulnerabilidad de los elementos que se exponen a ellos. Por lo tanto, debemos asegurarnos de que las condiciones son las óptimas para establecer un entorno saludable en todos los aspectos.

También encontramos los factores derivados de la organización del trabajo. Estos suelen tener un mayor efecto a nivel emocional del trabajador. Son aquellos factores que se producen en base al equipo de trabajo ya la estructura de la empresa: turnos de trabajo, relaciones profesionales, comunicación, estabilidad… Los efectos más comunes que sufre la empresa cuando estos elementos no son estables son principalmente: el absentismo laboral y el descenso de la productividad.

Por último, nos encontramos con los factores que más dependen de unas buenas condiciones higiénicas y de aislamiento. Se trata de los factores provocados por agentes químicos. Evidentemente, las empresas más propensas a sufrir sus efectos son aquellas que trabajan con estos productos. Sus efectos más directos afectan a las vías respiratorias del trabajador, así como a su piel y aparato digestivo. La prevención es fundamental ya que el resultado de padecerlo suele ser la baja laboral.

Formació Art. 19

Pots trobar tota la informació relacionada emb les formacions de l'Article 19 de la LLPRL fent click al següent botó:
Formació Oberta
x