No dormir adecuadamente puede generar graves problemas físicos y psíquicos

Cuando hablamos de las necesidades vitales de cada persona, dormir es una de las más importantes. Conjuntamente con la acción de alimentarnos, es una de las cosas de las que no podemos prescindir. O dicho de otra forma, estamos hablando de una necesidad fisiológica sin la cual no podríamos vivir. Es por ello que no dormir adecuadamente nos puede generar graves problemas más allá de nuestra vida personal. De hecho, la falta de descanso está altamente relacionada con la productividad laboral.

Por lo tanto, dormir no es ninguna pérdida de tiempo. Al contrario, es una inversión en salud. Cuando dormimos nuestro cuerpo activa procesos que garantizan el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo. Un procedimiento que regenera nuestro organismo durante las horas de sueño y que permite que nuestro estado físico y psíquico se mantenga sano. Es por este motivo que no podemos ignorar la importancia de un buen descanso diario. De lo contrario, son muchas las consecuencias que podemos llegar a sufrir y que pueden jugar una mala pasada a nuestra salud.

Menos energía, mal humor y estrés

Recientemente, un estudio de la Universidad de Cambridge ha concluido que dormir menos de 6 horas al día reduce la eficiencia en el trabajo. Entre las conclusiones, se ha observado que la falta de descanso puede tener efectos aún más nocivos que el consumo habitual de tabaco y alcohol. Hay que recordar que los expertos recomiendan que el descanso nocturno debe ser de 8 horas. Sin embargo, cada persona tiene unas necesidades diferentes. Por lo tanto, tenemos que encontrar el punto de equilibrio que nos permita compaginar nuestro día a día con el reposo.

De lo contrario, empezaremos a notar como la falta de energía, el mal humor y el estrés se apoderan de nuestro organismo. Y sus efectos no son sólo visibles en nuestra vida personal, sino también laboral. Es por ello que la falta de descanso tiene un efecto directo en nuestra productividad. Cuanto menos descanso, menos rendimos. Por lo tanto, hablamos de un doble efecto negativo que repercute tanto en nuestra salud como en nuestro trabajo. Invertir en nuestro bienestar es también invertir en nuestro descanso.

Formació Art. 19

Pots trobar tota la informació relacionada emb les formacions de l'Article 19 de la LLPRL fent click al següent botó:

Formació Oberta

x